José Llorca: "Ports 4.0 implica a toda la comunidad logístico- portuaria, pública y privada"

Es una información de Pier Next, de Port de Barcelona. Si quiere consultar la información íntegra pulse aquí

 

Ports 4.0 revoluciona la innovación portuaria: más de 500 proyectos en la primera convocatoria

 

La primera convocatoria del Ports 4.0, el programa de financiación de la innovación del sistema portuario español coordinado por Puertos del Estado, ha completado la recepción de propuestas y ya se pueden extraer las primeras conclusiones. José Llorca, responsable de Innovación en Puertos del Estado, valora para PierNext esta primera edición, cuyos proyectos seleccionados se darán a conocer a finales de enero de 2021

 

 

Pier Next- Un total de 520 soluciones de base tecnológica para promover la transformación del sector logístico-portuario español. Es la cifra de propuestas registradas en la primera convocatoria del Ports 4.0, que cuenta con un presupuesto de 12 millones de euros en subvenciones para financiar el desarrollo y puesta en marcha de los proyectos ganadores.

 

Las candidaturas tenían que dar respuesta a los retos planteados tras un proceso de análisis con los principales actores del sector logístico, en el que se detectaron las áreas a mejorar y el potencial de innovación en los siguientes ámbitos: digitalización, seguridad, protección medioambiental, eficiencia y descarbonización.

 

“Siempre ha habido propuestas de innovación internas para materializar la transformación digital o incorporar nuevas tecnologías dentro de la propia organización, pero la gran diferencia del Ports 4.0 es que, además de involucrar a toda la comunidad portuaria, también implica al sector privado para favorecer que sean los procesos de innovación abierta los que provoquen este cambio tecnológico”, explica José Llorca, responsable de Innovación en Puertos del Estado.

 

Llorca valora la acogida del programa muy positivamente y apunta a la viabilidad de poner en marcha estas iniciativas que se distinguen según su grado de madurez tecnológica o TRL (Technology Readiness Levels, en inglés): hasta un TRL 3 se considera una idea; a partir de un TRL 3 pertenece a una fase pre comercial; y si alcanza un TRL 7, ya entra en la fase comercial. Del total de soluciones presentadas, 160 pertenecen a la categoría de Ideas y 360 a Proyectos, de los cuales un 60% son pre comerciales y el 40% restante, comerciales.

 

“Además nueve proyectos pertenecen al personal que trabaja en las Autoridades Portuarias. Parece poco visto en un contexto global, pero uno de los objetivos del programa era incentivar esta participación interna”, destaca Llorca.

 

Estrechar lazos público-privados

Que la primera edición del Ports 4.0 se haya celebrado en 2020 indica que existe un cambio de paradigma en la relación de las Autoridades Portuarias con las start-ups o las empresas tecnológicas. Para Llorca, esta metamorfosis se explica, primero, desde el punto de vista de los emprendedores, que ahora ven en la logística portuaria “un sector lleno de oportunidades, con un gran potencial empresarial donde pueden desarrollar productos y aplicaciones con las tecnologías que dominan y que les abre un campo muy interesante para para escalar y madurar”.

En segundo lugar, las propias autoridades portuarias y otros agentes del sector han visto que para ganar en competitividad tienen que empezar a plantearse muy seriamente la transformación digital y la incorporación de las nuevas tecnologías. “El Ports 4.0 ha posibilitado el contacto entre ambas ya que el TRL 7 obliga a hacer un prototipo en un entorno real. Todos los emprendedores interesados en la convocatoria han tenido contactos estrechos con empresarios del sector portuario y logístico y con las autoridades portuarias. Ha sido un mecanismo de contacto muy interesante para progresar en este sentido”, celebra José Llorca.

 

Para implementar estas innovaciones en los puertos, se ha presupuestado una inversión de hasta un 60% de los costes asociados al componente de innovación, con un límite de un millón de euros para proyectos en fase pre comercial. En el caso de los proyectos más maduros, la ayuda sube hasta el 80% de los costes, hasta un máximo de dos millones de euros. Sobre la viabilidad o posibilidad de escalar prototipos, Llorca afirma que al tratarse de subvenciones públicas estudiarán la garantía de éxito, a pesar de que esta, valga la redundancia, no siempre pueda garantizarse.

“Todo proceso de innovación tiene muchos fracasos, pero lo que intentamos es que los emprendedores puedan pasar de esa fase donde nadie apoya su idea y, por tanto, no han podido demostrar su escalabilidad porque tiene que validarse en entornos reales. Otro elemento importante es que todos los proyectos deben ir dirigidos al mercado una vez se han validado. Si no se consigue, habrá que seguir trabajando en esta dirección”, explica.

 

La innovación del futuro

Sobre la tipología de proyectos presentados, la eficiencia logística en el ámbito infraestructural, operacional o de prestación de servicios es el fin del 22% de los proyectos recibidos, seguida de la digitalización de procesos y plataformas inteligentes (21%) y de la sostenibilidad ambiental y energía (20%). Respecto a las tecnologías utilizadas para desarrollar los proyectos, destacan las tecnologías de la información y la comunicación (16%), inteligencia artificial y machine learning (15%) y automatización de procesos (14%).

 

Una vez concluida la fase de admisión, un comité técnico formado por los jefes de innovación de las autoridades portuarias y un comité de expertos se encargarán de evaluar los proyectos. Los resultados se anunciarán a finales de enero.

 

Sobre el futuro, José Llorca cree que el Ports 4.0 representa una oportunidad para continuar estrechando vínculos entre la empresa pública y la privada y vislumbra varios escenarios de cómo hacerlo posible. “Una posibilidad es incluir un fondo de capital riesgo justamente en las últimas fases del emprendimiento, a partir de un TRL 7, y captar recursos para un lanzamiento al mercado en la línea de lo que propone el Consejo Europeo de la Innovación, que considera que a partir de un TRL 8 es mejor sustituir la subvención por una participación en el capital. Y al revés, potenciaría que las empresas del sector que necesitan capital para aplicar esa transformación puedan conseguirlo mediante fondos de capital riesgo”, avanza.

 

De momento, Llorca muestra su satisfacción por esta primera convocatoria y cree que las autoridades portuarias seguirán trabajando para favorecer el cambio tecnológico con la complicidad de empresas y emprendedores locales.

 

Es una información de Pier Next. Si quiere consultar la información íntegra pulse aquí

Category

Actualidad
Loading animation